domingo, 28 de diciembre de 2014

Mujeres en expansión

Era una cena. Bueno con horario de merienda. Pero era una cena y había mucha comida. Así como para terminar estas fiestas sin volver a cocinar nada. Hubo café. Y pastas. Perdón pero no me atrevo a escribir el nombre de las pastas, pusiera lo que pusiera seguro me equivocaba. Después jugamos a los dados. Antes hubo que inventar las reglas. Todos queríamos la caja. Y como siempre pasa con esto, finalmente nada era lo que parecía. Me da a mi que esa no será la última vez que veamos esos libros paseando por nuestras cenas. Después hubo lobos, pero no sé muy bien porque reino el caos en la sala. Hoy he leído que en cuestión de pefumes lo que marca la diferencia es la concentración de aceites esenciales con respecto al alcohol. Así pues el parfum debe de llevar entre un 15% y un 30%, después viene el eau de parfum que dura entre 4 y 6 horas y lleva entre el 8% y el 15%, el eau de toilette del 4% al 8% y el eau de cologne del 3% al 5% y nos dura unas 2 o 3 horas. Cierra la clasificación el eau fraiche con una proporción de aceites esenciales de entre el 1% y el 3%. Venga y ahora a por nochevieja.


miércoles, 17 de diciembre de 2014

Minutos publicitarios

El Banbuí se ha instalado en la milla de oro, pero ahora sin aspiraciones nocturnas, igual vamos pero le hemos cogido un poco de manía a esa calle. De los cuadros del Galatea mejor no hablamos. Anda pásate a echar un ojo por el Women Secret que han abierto cerca de San Vicente. ¿Dónde?. Pues a la altura de Manolas, pero en la acera de enfrente, allí encontrarás algo para salir del paso. Chica que hermoso le ha quedado el nuevo local a Pilar Prieto. Y bien "iluminao". Ahora todo va ese rincón que han puesto allí también la comarca. Que por cierto estábamos allí el otro día y como han abierto esa perfumería tan grande en el coso nos preguntábamos qué vamos a hacer ahora con la tarjeta cliente de Julia. Donde hay obra hay cierre. Aunque este año hay zonas que están subiendo como la espuma. De mar. Desengaño esta on fire. Pero de donde saldrás con bolsa es en Veloz, mira que es maja. Además allí a un "pasico" tienes el Ay Carmela! y el No untill monday, si no "mercas" ya allí… malo.


sábado, 6 de diciembre de 2014

Pantalón rojo de baloncesto

Elena ya es una caspolina más y yo voy camino del juzgado. La vida a veces da vértigo. Pero ya tenemos alguna que otra treta para neutralizarlo. Habilidad, unida a un conocimiento y a una actitud. Competencia. Luego esta todo eso dela zona de confort y demás mandangas. Haciendo algo de inventario puedo contarte que tengo dos pares de zapatillas nuevas y un pantalón corto, he visto la exposición de Pixar, comprado lotería en Canfranc y dormido en otras camas. Ha llegado a mis manos el libro de Houllebecq que me dejó Angelina y tengo una semana muy incierta por delante. Volveremos a vernos pero no sé si sabrás quien soy. Ante tu cara de extrañeza rescataré a Wilde para decir aquello de “disculpa que no te haya reconocido, es que he cambiado mucho”.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Ritual. David Pinner

El otoño invita a sumergirse en relatos que nos transportan a otras latitudes y a otras realidades. Tengo pausada mi adicción a Juego de Tronos y decidí hincarle el diente a esta novela (originalmente publicada a finales de los años sesenta), mientras recorría las mojadas carreteras del condado de York. Esta obra supuso el pistoletazo de salida al terror-folk anglosajón, una mezcla de novela policíaca, lisérgica y poética a partes iguales. Un inspector de policía que llega a un pequeño pueblo de Cornualles para investigar el misterioso asesinato de una niña de ocho años. Un texto ágil y divertido en el cual se basó el guión de la película de culto The wicker man (1973), película que aún tengo que ver, si la tienes me invitas.
El inspector comenzó a deshacer el equipaje. La ropa no le interesaba lo más mínimo. Sacó las camisas y el pijama y formó con ellos una inestable pila sobre la colcha. Anna lo veía hacer. A David le enojaba su presencia. No le jabría importado tenerla allí a medianoche, pero ¿a aquellas horas de la tarde? No, gracias. Nada bueno aportaba el sexo en una investigación criminal. Sintió que le estaba instando a que la desvistiera. La chica quería liberarse de las medias, dejar caer el sostén y ejecutar la consagración de la primavera, sin la intervención de Stravinkski.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

El viaje de noviembre

Adolescentes que empujan carritos de bebes. Abrigos de Barbour. Camisas de manga corta. Sandalias sin calcetines. Paraguas. Rosas blancas. Ellos pasean por el mercadillo con gorra, ellas recién salidas de la pelu. Lavar y marcar. Guantes. Chicos en pantalones deportivos cortos. Es noviembre. Es el condado de York. El tren que para en una estación que parece en medio de ninguna parte. Pero de repente todo el mundo baja. Es un centro comercial. Uno gigante. Niebla. Agua. Mercado navideño. Un acento cerrado. Algunas palabras impronunciables. Millones de postales navideñas. Jóvenes vestidos de Tortuga Ninja recaudando donativos. Children in need. Cementerios adosados a iglesias, llenos de musgo, tumbas de piedra enegrecida. Cantar en el coro el sábado. Tocar el arpa en una biblioteca. Vicky que vino a York. No había jamón, solo vikingos y chocolate. Bueno y cristianos que repartían felicidad gratuita. Abrumadora mayoría blanca. Pero que muy blanca. Territorio pelirrojo. Y nosotros haciendo la “uve derecha” en el anden. Pregúntame y falla. También había un pub del que tuvimos que salir casi a la carrera. Ver la BBC por la mañana desde la cama ¿quién debe vivir en Stornoway? No sé pero si fuera otra época del año, me gustaría averiguarlo.


miércoles, 29 de octubre de 2014

Leyendo en la pelu

La actividad humana está siempre en la frontera entre: lo que sabemos, lo que podemos hacer, lo que aspiramos y nuestras potencialidades. Siempre estamos eligiendo; ésa es la razón por la que es tan importante enriquecer la gama de posibilidades y desarrollar nuevas utopías al final de este siglo, que hagan posible nuevas elecciones. 
Ilya Prigogine. Premio Nobel de Química 1977


martes, 21 de octubre de 2014

Juventud

Estoy en un rincón de Aragón casi nuevo para mí. Les veo debatir sobre el bien común y enseguida me pongo a pensar en el mal extraordinario que supone no tener más espacios de intercambio y crecimiento como este. ¡Premio!. Venimos de descubrir la historia de los amantes de Montalbán, el chico pobre que marcha a las cruzadas para conseguir casarse con Aldonza, el engaño del tutor que les hace creer que son hermanos, él que se mete a moje, a ella que se le va la pinza. Después ella viviendo en el bosque para tenerlo cerca, hasta que él la palma y a ella una noche llorando sobre su tumba le da un jamacuco. Sobre la tumba epitafio de esos que suenan a pintada sobre muro, justo es que descansen juntos en la muerte, los que tanto se amaron en la vida. Inconscientes. Piernas largas, cerebro corto. Detengamos la TTIP. Convirtamos la competencia en colaboración. Visitemos todos los sábados noche un observatorio astronómico. Preguntemos sobre los agujeros negros masivos. Participemos más, metamos la narices en todo. Vamos a dar mal. Cae la noche en Acra Leuce, mientras el pueblo duerme yo observo m57 y pienso a quién acusaré mañana.


viernes, 10 de octubre de 2014

Crema de dientes con bicarbonato

Mingalaba. Tengo mucho que hacer estos días. Pero no hago nada. Nada de lo que debería hacer. Pero muchas otras cosas. Salgo, leo, veo películas, me moja la lluvia y juego al bádminton. Ayer en un bar donde celebramos la Pax Romana (posteriormente denominada Pax Augusta) y se vendían tomates al peso, hicimos una apología de la digestives (yo confesé mi filia por mojarlas en un earl grey a media tarde). Después bailamos algo de funk y bebimos tequila y bloody mary’s. Al despertarme termino de devorar La misma ciudad. Y no puedo dejar de pensar en cosas que no quiero. Me paso algo parecido después de ver Weekend. Luego está lo del ébola. Este país a veces me mata. Y Excalibur que ya no es espada, ni ladra. Tengo los poemas sin hacer y la sospecha de que no por mucho huir, se llega a ningún sitio. La ciudad (Constantin Cavafis).
Dices: “Iré a otras tierras, a otros mares.
Buscaré una ciudad mejor que ésta
en la que mis afanes no se cumplieron nunca,
frío sepulcro de mi sentimiento.
¿Hasta cuándo errará mi alma en este laberinto?
Mire hacia donde mire, sólo veo
la negra ruina de mi vida,
tiempo ya consumido que aquí desperdicié” 
No existen para ti otras tierras, otros mares.
Esta ciudad irá donde tú vayas.
Recorrerás las mismas calles siempre. En el mismo
arrabal te harás viejo. Irás encaneciendo
en idéntica casa.
Nunca abandonarás esta ciudad. Ya para ti no hay otra,
ni barcos ni caminos que te libren de ella.
Porque no sólo aquí perdiste tú la vida:
en todo el mundo la desbarataste.

sábado, 4 de octubre de 2014

The future will be confusing

Los días se suceden precipitados en un continuo de horas, tareas, papeles, kilómetros, reuniones, bonificaciones y citas. Vivo de nuevo a bordo de una vagoneta de montaña rusa. Una astillada y descolorida, que asciende con dificultad por la rampa. Las emociones se alternan veloces y sin visos de continuidad, felicidad, el reencuentro, las expectativas, tristeza, ese punto de brillo en los ojos que había olvidado, los cuentos de la lechera, la risa, preocuparse por algo difuso, el azul. En este punto vienen a mi cabeza esos versos escritos por uno de los ArgensolaPorque ese cielo azul que todos vemos, ni es cielo ni es azul. ¡Lástima grande que no sea verdad tanta belleza!. No me da tiempo casi ni de terminar la frase porque siento ya el vértigo en mi estómago, pego mi cuerpo al respaldo y abrazo mis rodillas fuertemente, la vagoneta esta en el borde del precipicio, ahora sólo puedo gritar.



lunes, 22 de septiembre de 2014

Veintidós de septiembre

Hoy ha llovido. Y era lluvia de otoño. Tal vez para muchos fuese como la de hace unos días pero no. Esta era otoñal. Después de la fiesta de Lanaja, todo es otoño. Y volver al Matadero después de casi dos meses es otoño. Salir a la calle con paraguas y olvidar la chaqueta es otoño. Esperar que te llamen es otoño y poner el ededrón para esconderse dentro con un libro muy gordo, también.


jueves, 11 de septiembre de 2014

Madrid, el traje, la derrota, Ajoblanco, pensar en la vuelta.

España perdió ayer y yo he dormido como un tronco. Madrid está lleno de gente. La gente está llena de Madrid. Julinchia me enseño su último artilugio de belleza. Juntos pateamos el barrio de Salamanca y nos reímos de la puericultura y del gallo kiriko. Lo bien que lo pasamos juntos. Alejandro me llevó a su Verbena y me introdujo en el kitsch castizo, vermú de grifo, croquetas, pinchos de tortilla y bocadillo de calamares. Estábamos cerca de la plaza Dos de mayo y todo eran tatuajes y gafas de concha. Muchos dirán modernidad de postal, pero ojo que también hay borbotones de ideas. Fuimos para la calle la Palma (la banda sonora evidentemente tenía que ser McEnroe), entre vinos hablamos de todo (Miguel incluido), aunque no de los cervidos. Ajoblanco fue una de las revistas que me marco el final de la adolescencia, que llegará a la biblioteca del pueblo junto a El Europeo y Rockedelux era un puerta abierta a otros mundos, que debían andar por ahí fuera. Así que la visita al Conde Duque era obligada. Después esta lo del desayuno en el Museo del Traje, la noche que pase sin dormir y mi vuelta, sobre el papel, al mundo del punk. Pero eso mejor no lo cuento.


miércoles, 3 de septiembre de 2014

De Sevilla un patio, salpicao de flores

Sevilla amenazaba a ser peor que Madrid. Y cumplió. Han sido días difíciles, con mucho desconcierto, calor y alguna que otra situación al borde del abismo. Vale, nada que no supiese ya. Pero he ido apuradico de fuerzas. Tampoco quiero parecer el salvador del mundo así que dejaré de quejarme, que alguna que otra risa me he echado. Además siempre hay cosas, personas, hechos, momentos, sorpresas, que hacen que todo esto merezca la pena. Ayer tres cuartas partes del día fueron de los de tirar a la papelera, hasta que me saqué de la manga una visita furtiva a la plaza España y al parque Mª Luisa, rematada con un atardecer en el mirador de Las Setas bien acompañado y con el aire dándome en la cara. Bajé como nuevo. Hoy de repente, así sin saber muy bien cómo, me da una alegría tonta mientras camino de mañana por las calles enrevesadas, en busca de la parada del veinte.

Si te atreves a vivirlo, atrévete a contarlo. Lola Flores


domingo, 24 de agosto de 2014

Hecho

¡Hala ya está! todos sabíamos que esta día llegaría. Ya lo he hecho. He cantado La Bambola en italiano delante de un grupo de extranjeros. Con micrófono. Sin venir a cuento. No es la primera vez que la canto en un escenario. Lo hice con MerChef en los 40Camanduleros. Pero allí estábamos casi en familia. Menos mal que aquí solo tenemos dos italianos y uno estaba cantando conmigo. Tras los aplausos han intentado que repitiera la actuación, pero no. Que ya estaban con los móviles preparados. Opportunity never comes twice.


sábado, 9 de agosto de 2014

One week in Alcobendas

Los días pasan lentos en Alcobendas. Nos vamos poco a poco empapando del ambiente de la 2014 FIBA Basketball World Cup, ¡ni se os ocurra llamar a esto mundial!. Why? cosas del marketing supongo. Aunque de momento nuestro trabajo es administrativo y nadamos entre listados con horarios de llegadas, interminables excells con los puestos a cubrir, correos de respuesta automática a las pataletas de los no seleccionados y recopilando información de las sedes para que los contratiempos que nos surjan sean abordables. No hace tanto calor como pensaba, pero que el hotel tenga aire acondicionado se agradece, ya veremos que pasa el jueves cuando llegan los jovenzanos y cambiamos a otra latitud madrileña.

Hoy no se curra, porque mañana es San Lorenzo. Lanaja estará en el balcón. Bien de mañana me he lanzado por los peligros, buscando un periódico que devorar, una Caja Rural (que no he encontrado), buscando las cosas que uno siempre piensa le pueden pasar cuando recorre sin rumbo las calles de un lugar nuevo. Así que buscando, buscando he acabado en un barbero dominicano hablando de baloncesto, navajas y alopecia. Y me he sentido un poco del barrio. Sí, ya lo sé siempre digo las mismas tonterías. Ahora me voy a Madrid, March, Matadero, fiestas de Lavapiés, muchas cosas.

martes, 29 de julio de 2014

Los amigos viajeros

¡Ay! como se me alegra la semana. Una postal espectacular que viene de Birmania, sorry Myanmar, que me voy a llevar en mi nueva aventura (para decorar las tristes habitaciones de hotel que me toquen) y una Copa de Pitágoras, que era un objeto totalmente desconocido para mi y que me va a permitir no excederme con la bebida a partir de ahora. Esta copa voy a proponerla como campaña de moderación del consumo de alcohol entre los jóvenes de la ciudad, pero eso ya será... para el próximo curso escolar, que esté lo tenemos ya liquidado. Gracias al Sr. Embajador y a los aventureros J.Passepartout & Merchef por hacerme feliz y aumentar mi colección de objetos "inservibles según mi madre" que llevaré de traslado en traslado, mientras el cuerpo aguante. Hoy quiero a todo el mundo.

los amigos viajeros

miércoles, 23 de julio de 2014

Arguis 2014

Unas instantáneas de nuestra jornada estival en Punta conejo, un enclave paradisíaco al ladico de Huesca, donde disfrutar y asolarse cualquier día de verano. Buena compañía, pamelas, gorras, turbantes, daikiris, vecinos desnudistas, tortilla de patata con poca patata, la lectura, los móviles acuáticos, unos helados, las conversaciones sobre sexo... todo lo que no puede faltar en una excursión veraniega.


martes, 15 de julio de 2014

Fuimos boda

Llegamos con el tiempo justo, con los novios ya en la puerta. ¡Guapooooooooos!. Habíamos quedado pronto pero los retrasos de la peluquería, la falta de aceite y un aparcamiento en el extra-radio de Zaragoza hizo que la prisa nos acompañará. Nada más llegar a Calatayud habíamos encontrado el hotel y visto al novio, buen presagio. La carretera al pueblo nos parecía tan exótica como el nombre del pueblo y al final nos quedamos con las ganas de callejear un poco y acercarnos al embalse. La ceremonia fue de traca. Durante mucho tiempo pensamos que era una cámara oculta. Pero no. Insuperable el deletreo que el cura hizo de la palabra a-m-o-r. Fotos, cañas, bus y al restaurante. Que gusto ver a unos novios, tan relajados y sonrientes. La cena no tuvo desperdicio y la mesa catorce lo dio todo. Y nos lo bebimos todo. Más majicos. De verdad un gustazo. Aunque no fuimos muy afortunados en el reparto de obsequios. Otra vez que nos quedamos sin ramo. Pero la pequeña Sue, arrambló con la liga. ¿Y el hermano del novio?. ¡Gua-po!. Por cierto el tinto fue Baltasar Gracian, me gusta. 

mesa14

La sesión de baile la abrieron las “bailarinas sorpresa” que interrumpieron el vals, clavando una resultona coreografía para el la, la, la de Shakira. Por cierto hoy he descubierto que cuando dice la misteriosa palabra “lego”, no se refieren a la marca de juguetes, si no a una abreviatura de "Let’s go!". Yo aún aprendo. La barra libre, un fuego imprevisto en el jardín y el rincón de chucherías. Por cierto sin planearlo me fui poniendo casi todos los complementos de la mesa instalada junto al photocall. Ahora lo pienso y creo que mi subconsciente hizo este pequeño homenaje a Chambón, que de esta manera no estuvo ausente. Se acaba la boda, buscamos un antro que nos cobije. Los novios con nosotros. Pero al poco rato apagan la música y dan las luces. Entramos en shock. ¿Dónde nos hemos metido?. Aquí por lo menos se debe de fabricar la droga caníbal. Fuera es de día. Al hotel. Algún que otro lío de camas. Nada fuera de lo normal. Dormir poco y ojo que aún queda la traca. En la puerta del Hotel desde media mañana una charanga y un desfile de vehículos a motor (trailers incluidos), haciendo sonar sus bocinas para recibir la bendición por San Cristobal. ¿A alguien se le ocurre tortura mayor para una resaca?. Así que a devorar kilómetros por la autopista con un coche adornado con flores de plástico y pocas conversaciones coordinadas. Estoy mayor. Que ganas de llegar a casa. Cuanto ajetreo. Que felicidad. ¡Vivan los novios! ¡pero que se vayan a Bali ya!.

martes, 24 de junio de 2014

Cosas que me faltan por hacer en la vida.

Hace mucho que no me daba por hacer listas, pero la semana pasada al ver a @AntoniaNadall ejercer sus labores de secretaría de jurado del Festival Internacional de Cine de Huesconsin algo hizo click en mi cabeza y se me abrieron varias ventanas (en cascada), con estas cosicas:
  • Ser secretaria de jurado en el Festi de Huesca.
  • Tomar el té con ipebam en un rinconcito cercano a la plaza de Registán en Samarcanda
  • Ser profesor de FOL.
  • Tener un par de calcetines de esos que tienen los dedos separados como si fueran guantes. 
  • Hacer un trio cuarteto.
  • Terminar de ilustrar y maquetar el cuento de Fermin.
  • Comprarme una chupa de cuero.
  • Pegarme un verano en Folegandros.
  • Ver a Nacho Vegas en directo (y que no sea en un festival). 
  • Adoptar un negrer. 
  • Jugar con J.Passepartout nuestro siempre aplazado primer partido de padel. 
  • Entender a los demás. 
  • Escribir una novela de amor.
  • Despertar el tigre que hay en mí.

martes, 17 de junio de 2014

My life in Huesca

Hay días en los que tomo café en un triste bar, que no es lo mismo que un bar triste, solo porque la camarera me dice “cari”. Bueno por eso y porque me cae realmente cerca del trabajo. Hoy hemos subido un escalón más en la carrera de los afectos y me ha dicho, “ahí tienes guapura”. Continuará.

miércoles, 11 de junio de 2014

Libertad. Jonathan Franzen

Me declaro ajeno a todas las discusiones existentes en la blogosfera entorno a la figura de Jonathan Franzen. Vamos ni creo que sea el gran autor norteamericano de nuestros días, ni que escriba truños carentes de todo interés. Me quedo con las ganas de leer su anterior novela (Las correcciones), pero de momento todavía cuando voy a acostarme acude a mi cabeza Walter y su obsesión con preservar el hábitat de las aves canoras y de advertirnos de los peligros de la superpoblación del planeta. También asoma la indecisión vital de Patty, y claro como no pensar en Richard (cantante de los Traumatics y de Walnut Surprise) en el que es imposible no ver reflejado a tantos rock-folk-singers de la escena alternativa norteamericana, por aparecer hasta en ocasiones se me cuela la estúpida seguridad de la joven Lalitha.


Es verdad que no es una novela que te enganche con el primer párrafo, pero cualquier lector mínimamente entrenado (que haya superado la fase de El Barco de vapor), descubrirá el interés de adentrarse en los entresijos de esta dysfunctional happy family.

Pobre Walter. Primero había dejado de lado sus sueños de actor y cineasta por un sentido de la responsabilidad económica para con sus padres, y después, en cuanto su padre lo liberó con su muerte, fue a juntarse con Patty y dejo de lado su aspiración de salvar el planeta y entró a trabajar en 3M, par que Patty pudiera tener su fabulosa casa antigua y quedarse allí con los niños. Todo ocurrió casi sin siquiera planteárselo. Él se entusiasmaba con todos los planes que la entusiasmaban a ella, se entregó a la reforma de la casa y a defenderla contra su familia (…). En los primeros años, era tal su fervor por Patty que a sus ojos ella no podía hacer nada mal. Y sin duda fueron muy buenos años.

martes, 3 de junio de 2014

Nunca he estado en mi mejor momento

Hace unos meses hablando de no sé muy bien qué con @pibarrio, caí en la cuenta de que nunca he estado en mi mejor momento. No le había dado más importancia hasta que la semana pasada, como ya conté aquí, recorriendo Zaragoza con O de copiloto, nos echamos unas risas diciendo que estábamos en nuestro mejor momento. Pero… yo no lo dije muy convencido, porque no creía estarlo. Vamos que creo que nunca lo he estado. Una vez estuve en un tris. Pero me quede en las puertas. Me pregunto como será y si llegará algún día. Debe estar guay eso de hinchar pecho, lanzar la mirada al horizonte y decir,ο χρόνος είναι τώρα!.
Pero vaya que a mi no me ha pasado. ¡Ojo, que mira que he estado bien en muchas ocasiones! Que yo he sido de los que se mueven con soltura por la parte media-alta de la tabla. Pero lo que es arriba, arriba, como que no. Siempre tengo una china en el zapato, una paja en el ojo, un no sé qué, que me impide llegar. Aunque a veces me da por pensar ¿y si ya he hecho cumbre? si ya he visto amanecer por encima de las nubes, dormido coronado de estrellas… bueno que no, que yo creo que no y punto.

domingo, 25 de mayo de 2014

Something for the weekend

El sábado amanece con lluvia y con la necesidad de terminar el tema nº3 de las todavía no convocadas oposiciones. Hay juegos gigantes de la ludoteca en el parque y hay que comprar víveres, comer y pasar a visitar a la Sra. Tsalera. Zaragoza ya. Paso por casa de O y le devuelvo (al fin) unas sábanas, nos vamos hacía el Teatro de las esquinas y como nos cuesta aparcar nos ponemos al día. Estamos en nuestro mejor momento, gritamos con las ventanillas bajadas. Bueno yo de esto, no estoy nada seguro.

Llegamos con el café literario ya en marcha, Antonio Orejudo leyendo, le pone ganas. El poeta, pues algo más blanducho. La voz le va y le viene, siento no haber leído nada suyo y no lo he disfrutado. Si que he disfrutado hablando a escuchete con L y con M, que ya estabán allí y con los que he compartido algunas bromas. Después de un relato escabroso leído en voz alta por el Sr. Orejudo y con numerosas risas descontroladas entre el auditorio, el acto c'est fini!. Llega S. Nos metemos para el auditorio que le toca al turno a la pareja formada por Alejandro Simón Partal y nuestra adorada Christina Rosenvinge, un extracto de su espectáculo Antagonistas. Que pelazos, que delgados. M dice que tienen que ser vegetarianos, yo creo que igual son celíacos. Y ahí estamos en familia, tarareando por lo bajini alguno de los temas (por el camino me siguió, al anochecer, me dió la mano y me gusto... al anochecer). Éramos pocos, porque el país estaba viendo la final de la Champions, todo era cercano, las risas, las miradas y Christina decidió cantar sin micro, guitarra en mano, para que nos hicieramos la idea de como sonaría la canción en formato trovador. Aplausos, despedida y me compro el libro del mozo (¡que alto!), pero no el nuevo como sugería L, sino el anterior.

christina

Hemos subido al bar del teatro a echar unas cañas y ver como iba el futbol. Rosenvinge & company también han llegado. Y aunque yo no llevaba mis gafas creo que la chica, no es vegetariana. I, L y yo hemos partido hacía una nueva aventura, una nave en un polígono. Actuación especial (todas son especiales) de The Balaguers, el grupo que intentará poner de moda en este país el ukelele caspa. Nos han dado migas para cenar y nos hemos tenido que tragar unos teloneros insufribles, a los que solo perdonamos porque era su primer concierto. Sinceramente alguien tendría que hablar con ese cantante y decirle la verdad. Pero no seré yo, que no le conozco. Al terminar el concierto estoy completamente agotado y afortunadamente nos llevan a casa.

Domingo, desayuno con prensa y croissant. I love you L. Coche, carretera y al pueblo. He sacado un rato a Pollito, tomado café con M y votado en soledad. Mi amor por la democracia es intermitente, pero el hecho de que estas elecciones sean a circunscripción única, es un atractivo ante el cual es difícil no caer rendido. Después con mi hermano hemos cogido una tortuga veloz que andaba despistada por medio de la calle. He subido a mi madre al jubilao y listo. Mañana lunes, que ilusión.

lunes, 19 de mayo de 2014

Los amores breves

La vimos al salir del bar. Rotulador negro sobre pared desconchada. Momentos antes me habías estado contando los detalles de tu último viaje. Una escapada hacía un país que nunca hubieras visitado de no haber caído recientemente en las garras de l'amour. Me contaste vuestros paseos en barca, los menús de los restaurantes, los snacks que debían acompañarse de cerveza y otras veintipico pequeñas curiosidades. Te dije que hicieras esta foto. Siempre nos gusta reconocer el ingenio de los que hacen que la calle hable. Dos días después me enviaste unos Whatsapps para decirme que lo habíais dejado. Entonces pensé en la fugacidad de la vida, en lo esquiva que se empeña en mostrars la felicidad y en está foto.


viernes, 16 de mayo de 2014



¡Será tu impulso, corazón!

Quemado y rojo Aragón.

Ni un árbol, ni un matojo,

rocas tan solo y bochorno.

 

¡Lo darías todo por un sorbo!

Balas, polillas diminutas.

Gas de correr y conseguir llegar…

Y recordar cómo de niño te llamaba tu mamá.

 

Las piedras rojas. El humo azul.

Un cañoneo breve; el crepitar

de las ametralladoras, que callan luego. 

Fue aquí, guerra, donde te encontré.

Sueño profundo, sopor del mediodía.

Extremo de desesperación es Aragón.

 

                                     Iliá Ehrenburg (1938)

martes, 13 de mayo de 2014

Yo, que vi dinosaurios (por ti)

Era la semana pasada. Estaba en El Pueyo de Jaca. El curso tocaba a su fin y la coach nos mando por parejas a pasear por las inmediaciones del aula. Hacía un día espectacular. Soleado, temperatura agradable, pero nada de mangas cortas. Teníamos que hacer el paseo en inglés. No recuerdo muy bien que teníamos que contarnos pero sé que después había que explicarlo en el aula. En el prado de debajo pastaban una yeguas con sus potros de días. Nos acercamos para verlas mejor. Saqué el móvil e hice una foto con el fondo de Peña Telera. Guardé el móvil y seguimos caminando. Tanto, que volvimos tarde al aula. Ya estaban con la evaluación. Silencios, cuestionarios y risas. Al llegar a la habitación miré el móvil. Se había colado un dinosaurio en la foto. Si uno de esos con alas que tienen la cara afilada. Remontaba el vuelo después de beber en la orilla de Bubal. Seguramente había dejado a sus crías ocultas en uno de los picos cercanos. Que pena que lo pille de lejos y no me sirva como prueba de casi nada. 

viernes, 25 de abril de 2014

Lo más importante de "La gran belleza"

Elena: Salí del cine como elevada, sin duda la belleza de las imágenes supongo que combinadas con la música provocaron tal efecto. Pero si me preguntan de qué va, no sé si sabría responder: la banalidad de la vida o la esencia de la misma, creo que si había algo que entender desde luego yo no lo entendí. 

Ojal_a: Salí del cine sin tocar el suelo. Yo no es que no entendiera todo como mi gran amiga Elena (let's be friends...), es que como le he dicho muchas veces, me importa un huevo de pato el no entender. No siento la necesidad de tener todo bajo control y si algo me gusta en el cine, es que me dejen con la boca abierta. Y no, no hacen falta grandes efectos especiales para esto, solo un torrente de imágenes como el que tiene La Gran Belleza, una música apropiada y un guión que deje al menos tantas cosas en el aire como las que cuenta.
¿Cómo volver a escuchar Raffaella sin acordarse del cumpleaños de Jep Bambardella? ¿y como apartar de tu mente a Ramona vestida con su mono de fiesta cuando pienses en la elegancia?. Excesiva, Felliniana, provocadora, ingeniosa, imprescindible.

Jaguaryu: Ni elevada ni extasiada me quedé yo, pero si, me encantó, y si había algo que entender, que después de leer lo anterior igual no era necesario y me empeño en complicarme la vida,  lo que vi  fue la soledad de un montón de personajes disfrazada de opulencia y exceso, que se hacen compañía los unos a los otros entre resaca y resaca en un ático brutal con vistas al Coliseo.

Allá voy: con la boca abierta toda la peli estuve, entre fiesta y fiesta se vive bien, hasta las resacas tenían cierta alegría. Ramona y su mono dorado espectacular, ese hombre siempre impecable con sus chaquetas y camisas bien planchadas, da igual q esté bailando a Raffaela que haciendo el trenecito qu nunca llega a ningún sitio. La Sor acartonada a mi me sobró  aunq merece la pena aguantarla por ver esos flamencos de cerca. 
Yo todavía estoy rumiando la peli a varios días de verla pero esas terrazas romanas cerca del Coliseo ¡¡¡bien valen una fiesta!!! 


lunes, 21 de abril de 2014

Mi predecible post sobre el nuevo disco de Nacho Vegas

Me gusta el último trabajo de Nacho Vegas. Vale, esta frase no es muy original, porque me suelen gustar los discos del susodicho señor y además sueleo cascarlo por aquí, pero me apetece decirla sobre todo ahora que le están dando palos por todos los lados. No he leído ni la crítica ni la entrevista del RDL pero debe de ser de traca. Por cierto muchas de las críticas que he leído se ceban en que el disco tiene mucha carga política. Me meo. A ver este es un disco irregular que contiene canciones feas, líneas muy inspiradas (Polvo somos, lo sabemos y en pólvora nos convertiremos) y sobre todo es un disco deslavazado que parece más un recopilatorio por lo variado de los estilos y temas, cosa que a mi me parece interesante y lo prefiero a la homogeneidad por ejemplo de su disco anterior. No veo nada extraño que como casi siempre en la vida, en sus discos, en mi cocina… haya luces y sombras. Y a mi con Nacho Vegas me puede más la luz.

Hay canciones horribles, pero no recuerdo ni un solo disco en el que no estén presentes. Y luego hay otras que se van transformando con las escuchas, a mi el single cuando salió no me decía nada y ahora no puedo sacar la melodía de mi cabeza. Un single por cierto en el que el mismo hace un cameo en su propia letra y vuelve a ser bastante descarnado consigo mismo, as usual. Hay otras canciones que me gustan bastante Libertariana song, con ese aire tropicalista y sobre todo esa sentencia que dice tu vida es un horror, ¿por qué no la quieres cambiar?. También me gusta mucho Ciudad vampira, que bien podría hablar de Huesca, aunque se la dedique a Gijon (Vivo en la ciudad más triste de este país, es tan triste esta ciudad que, por aquí, cuando alguien se ríe lo hace mal) y me encanta ese rif guitarrero y esos coros tan british de Adolfo Suicide que entra por la puerta grande en el mosaico de personajes que habita el universo Vegas (Ana la Friolera, El ángel Simón, Lole y Bolan, Miss Carrusel, etc.). No puedo decir lo mismo de Rapaza de San Antolín, que aunque dedicada a otra cantante que me ha dado alguna que otra alegría, es simplemente la canción más fea del disco. Por cierto comparte con la susodicha rapaza cierto espíritu seminal cuando canta eso de… No quería hacerlo, pero tú insististe y vi tu cara triste cuando te corriste. En fin, que el disco esta muy bien, que Nacho Vegas con sus luces y sus sombras sigue siendo uno de los fijos en mi playlist y que espero que en esta gira, pise de una vez por todas este rinconcito del país y así poder estar presente cuando medio desafinando como canta él las cosas, nos suelte eso de tenemos una única misión ¡matar vampiros!.

lunes, 14 de abril de 2014

Pájaro. Grulla. Mil.

Fibra de pájaro. Llevo en el alma.
Fibra de pájaro De rama en rama y de flor en flor.

Viajar, viajar, aunque sea aquí cerquita, que bonito. Fui por la ruta que me recomendó Lidia y me encantó cruzar las Bardenas (por muy reales que sean) y un montón de pueblos pequeños de nombres pintorescos y desconocidos. La cita era en Las Gaunas y después de los besos, los abrazos y la alegría del reencuentro, todo fue sobre ruedas. Hicimos algunos nervios en las primeras horas del sábado pero… se desvanecieron como las burbujas en una copa de champan conforme iba avanzando la jornada. Y no fue champán, que fue vino lo que bebimos en nuestra peregrinación por la calle Laurel. Gracias por invitarme a compartir este trabajo, por acogerme, por descubrirme la ciudad y por ese momento impagable en el que cantamos desaforados Fibra de pájaro como si fuera el himno de la república independiente de nuestra casa. Gracias.


miércoles, 9 de abril de 2014

Skaters, las minute!

Es jueves, es de noche. Conduzco el coche de Joaquín, abro la puerta del garaje y bajo la rampa. Me encuentro a un señor, mediana edad, con patines en línea, casco y rodilleras. Llego a la plaza de garaje y mientras salgo del coche, veo pasar al señor recorriendo el pasillo central del parquing. Después aparece por uno de los laterales y enfila hacia el último pasillo, donde la oscuridad lo engulle desapareciendo de mi vista. Cierro el coche y me dirijo al ascensor. Es en el momento en el que se abren las puertas cuando caigo en la cuenta de lo extraño que es todo. Que haya un señor patinando en el garaje y que no me haya extrañado su presencia hasta ese mismo momento. Pulso en número dos. Abro la puerta, ya estoy en casa.

miércoles, 2 de abril de 2014

Et nous allons été en un salón de té

Llegó la fecha, el señor J. Passepartout y la señora Aprendiz de Pato se piran. Podría decir que ha llegado la fecha fatídica, pero eso sería hablar des un punto de vista muy egoísta, pensando solo en las comidas improvisadas que voy a perderme, el partido de pádel (siempre pendiente), las excursiones que no haremos juntos, conciertos y salidas de nocturnas sin compañía cómplice, ¡snif! ¡snif!. Pero estoy contento, porque ellos se van para gozar. Van en busca de La gran belleza y de hacer lo que más les gusta en la vida. Allí aumentaran unos centímetros su estatura y tras un periodo de adaptación se moverán con soltura entre esos caos circulatorios y personales que desde aquí se vislumbran. Les imagino paseando entre colinas verdes, templos comidos por la vegetación y kilométricas playas de aguas cristalinas. Pero no tendremos que imaginar mucho, porque se han dispuesto a contarlo y para ello va a abrir su particular salón de té, que será nuestro nuevo punto de encuentro aunque sea así a lo virtual, aquí te dejo la dirección. Bon voyage mes chers amis!

domingo, 23 de marzo de 2014

León Benavente. El veintiuno. Huesca


No hay duda, León Benavente son el grupo más en forma del indie patrio. Tocan bien, cantan bien, sus letras suenan creíbles (dentro de lo que hay) y de hacer conciertos saben un rato. Hasta en el 21 sonaron bien. No hay pegas, es su momento. Repaso completo a su disco, un tema inédito, una versión y un final arrollador con Ser brigada, que tienen algunas de mis frases preferidas del disco. Compacto, potente y por momentos arrollador. Tras el concierto vino la calma y mientras apurábamos la enésima copa de Jaiggermaster sonaban los habituales éxitos del todo a 100 indie, entre la previsible selección musical del garito se coló ese hitazo de Joe Crepusculo que es Mi fábrica de baile para cambiarnos el rumbo de la noche. Después vino lo de los reencuentros, el champán y todo lo demás. 

jueves, 20 de marzo de 2014


Me voy a sentar aquí. En esta cornisa. Vaya hoy que comienza la primavera cambia el tiempo. Creo que se va a fastidiar el pique-nique internacional que habíamos previsto mañana en los verdes prados de Tiñosis Park. La semana que viene la tenemos muy ajetreada y debería de estar en varios sitios a la vez, pero claro todavía no sé como. Que oxidado tengo el inglés. Bueno por lo menos el picor ha salido de mi cuerpo, para dejar hueco a la alergia. Se me pasan las semanas volando. El sábado pasado estaba plantando patatas. Si has leído bien. Y es que en esta vida, hay que hacer un poco de todo. También busqué con Pedro una llave durante horas. Finalmente logramos liberar una bicicleta cautiva. Hacer de todo, recuerda. A lo que me quiero dar cuenta ya estamos a viernes de nuevo. Anabel dice que no arriesgo y esto me recuerda que el finde que estuve en Barcelona paseando dignamente una peluca rosa, vi en directo a dos grupos uno de los cuales se llamaba Cobarde. Por ver, también he visto varias exposiciones y no de todas he hecho crónica. Eso sí, al que pille en Huesca que vaya desfilando por la nave 1 del CC Matadero. Y estoy leyendo Libertad. Y pongo muchos corazones en fotos y dibujos que la gente cuelga en Tumblr. Son semanas de poco escribir y mucho hacer. Hablo con Isa y una vez más sólo puedo envidiar su manera de ver las cosas. Pocas personas me he cruzado en la vida que tengan una mirada tan limpia. El fin de semana me lo pintan Manga, con concierto de sábado noche incluido. También tendría que poner aquí alguna referencia al baloncesto. Pero no, que estoy cogiendo frío. Creo que me ha quedado todo un poco liado. Bueno pues me lo fumo. Vapeo, vapeo.

lunes, 17 de marzo de 2014

Buscando pantalón

No pensaba yo que en este principio del siglo XXI fuese tan difícil encontrar un pantaloncico a cuadros para ir a una boda. Pero vamos o estoy más torpe de lo normal, o me los están escondiendo deliberadamente. Una cosa esta clara, cuando alguien decide que algo no es tendencia ese año… desaparece de las estanterías. No pierdo la esperanza, aún estoy a tiempo de encontrarlo y plantármelo para la boda. Llevo un mes bastante animado con esto de los disfraces (en plan casual), así que no voy a dejar que este nimio contratiempo me lo fastidie. Ahora que lo pienso estas últimas semanas es todo un poco extraño, ni mi alergia esta centrada. No sé, parece como si algún pequeño temblor hubiese desplazado los cimientos y me da a mí, que va a haber cambios. On verra…

lunes, 3 de marzo de 2014

¡Por la comunión de los santos!

"Como una loncha de quezooo en un zanwiz prezooooo" ¡hala! ya tenemos el principio de canción más arrebatador de este dos mil catorce. Mucho se está hablando estos días de si este grupo es real o un montaje y la verdad es que me es indiferente. El caso es que estas chicas existen. Que tienen esos pelazos. Que han colgado esos chales por los muros de ese corral descascarillado. Que permanecen estáticas ante la cámara con la boca cerrada. Que cuando cantan sus cuerpos se mueven como una palmera (en un día de tormenta). Que dicen las cosas que dicen. Que no cantan. Algo dentro de mi me dice que es un viral de Rosaclara (o de Modas Rivas), pero puede que no. Yo hace tiempo que no oía tantos gallos fuera del ambito familiar. No hay desperdicio audiovisual ni auditivo en todo lo que han colgado en su web, No soy para ti, Totus tuus María...

miércoles, 19 de febrero de 2014

The Times They Are a-Changin'

¡Zas! Nos ha tocado 7,32€ en el euromillón. Fin a una racha de demasiadas semanas de suerte esquiva. Esta mañana me han llamado de la lista de interinos para una suplencia en Teruel que ni siquiera me han dejado plantearme si quería cubrir. Pero me ha hecho ilusión que me llamaran. Y luego he debutado en lo de English lunch. Ya sin fuerzas me he metido en una sesión de Lego (todo es fabulosooooooooooo…) y para rematar un partido de baloncesto de los de verdad, como no se veía en la ciudad desde los tiempos del Magia. Creo que voy a dormir como un bendito.

lunes, 10 de febrero de 2014

Urticaria (Del lat. urtīca, ortiga)


aghhhhhhhh 
1. f. Med. Enfermedad eruptiva de la piel, cuyo síntoma más notable es una comezón parecida a la que producen las picaduras de la ortiga.

sábado, 1 de febrero de 2014

Se me va

Ya tengo esta pinza. Era mi pinza favorita de la exposición de La Caixa y ha sido precisamente mi compi de ese curro, quien me la ha regalado. Grazie mille. Esta pinza es de lo mejor que me ha pasado últimamente. Pero espero que no sea más que el principio.

BAT pinza

Pienso estas cosicas mientras bebo vino blanco en un vaso rojo y leo en un periódico caducado como los miembros de la asociación Siembra juventud cuentan como recogieron tempestades. De repente y antes de terminar el artículo, me entra un miedo tremendo a quedarme sin bolsas de plástico de cualquier supermercado de barrio para poner en la papelera del cuarto que no usa nadie. ¡Ayh! pestañeo una y otra vez. Oigo gotear el grifo de la cocina y entre medio de la rítmica perdida, el Whatsapp suena a contratiempo mientras el libro abierto que tengo sobre la mesa se cierra bruscamente. ¡Glups! me levanto camino de ninguno sitio mientras canto eso de, pienso mucho, hablo poco, de León Benavaente giro tres veces sobre mi propio eje y expiro la energía cósmica del universo ¡buuuf!.

miércoles, 22 de enero de 2014

No desatendáis las pequeñas alegrías

Me ha costado algunos días poder escribir unas líneas sin que se me emborronen las letras de tristeza y lágrimas. Porque contigo aprendí que las despedidas deben dejarnos los mejores recuerdos, y aferrarnos a ellos como filosofía de vida. Hoy me siento afortunada por haberte disfrutado en cada una de tus facetas. Fuiste maestro, compañero, amante y familia. Y por encima de todas las cosas, de todas las debacles, amigo, amigo de tus amigos, y de todas las personas que se cruzaron en tus aventuras, siempre vividas con la intensidad que se merecían, apasionado y optimista. Hoy me siento más que nunca superviviente de ese mundo que siempre quisiste cambiar a mejor, y que no queda duda que lo conseguiste desde tu pequeña parcela dejándonos una huella que nunca se desvanecerá.

Si existe un lugar en el universo paralelo para la buena gente, sé que ahí estarás tú, observándonos a través de la gran pantalla como si de una realidad virtual se tratara, riendo a carcajada limpia nuestras bracudeces y enviando energía positiva en los momentos complejos.

Me quedo, como filosofía de vida, con una consigna de Herman Hesse que dice aquello de “no desatendáis las pequeñas alegrías”, y cómo no, con una canción que tantos buenos momentos nos trajo, siempre en la mejor de las compañías, amigos de aquí y de allá.

Por siempre, con todo mi corazón… Un fuerte abrazo, abrazo de Bo.

Love,
K

martes, 21 de enero de 2014

Follow-up

En dos días me he cortado dos veces con cristales extraviados. Estoy, está, todo triste. No por haberme cortado, sino porque un accidente de coche se ha llevado a una persona muy querida, por mi, por todos. Que pequeños somos ante la muerte. Que desolado parecía hoy el camino al trabajo. Que difícil es a veces encontrar las palabras. Tengo hoy dos señales rojas en mi mano, y una algo más oscura en el corazón.

viernes, 17 de enero de 2014

Los Goonies nunca dicen muerto

Fui ayer al cine a ver Los goonies. Tranquilos seguimos en 2014. El caso es que una academia de inglés de la ciudad hace un ciclo de clásicos (en las próximas semanas irán cayendo E.T. Indiana Jones, Superman, Tiburón o Los Cazafantasmas). Bueno yo a esta he ido porque es la peli favorita de @mlle_merch y verla en pantalla grande y en VOSE era un caramelico que no se podía dejar pasar. Además contamos con la compañía de la Srta. Tsalera, en funciones de queridísima y favoritísima profe de inglés. También vino @JulipinB que ostenta el cargo de ser uno de los no miembros favoritos de la chupipandi.


Yo he tenido una infancia totalmente ajena a las pantallas. En el pueblo no había tiempo para ello, la calle, los amigos, leer tebeos, el Tente y el Exin castillos me tenían absorbido. Así que ni guerretas de las galaxias, ni startrekis, ni espilberes, ni nada. Los dibujos del fin de semana, V y para de contar. El cine lo cerraron cuando yo era peque y solo uno de mis amigos tenía vídeo. Un aparato al que no le vimos ningún interés hasta bien entrada la adolescencia. Así que en general tengo bastantes lagunas respecto al imaginario colectivo de mi generación. Pero todo llega, así que ahí estuve, estuvimos, sin demasiada gente alrededor viendo las aventuras de esta pandilla en busca del tesoro de One-eyed Willy (que además aprendí que en griego se diría monoftalmo), huyendo de los perfidos Fratelli. No ha envejecido del todo mal la película y hubo tiempo para la nostalgia, la risa y el repaso de las modas trasnochadas. ¡Ah y estais advertidos! a partir de ahora quien quiera entrar en casa... tendrá que hacer el supermeneo. He dicho.