sábado, 27 de diciembre de 2008

Fun y fun

He sobrevivido y estoy casi en el día 27 de diciembre. Si yo hubiera realizado una foto del cielo en el día de Navidad hubiese salido una niebla horrible y el dedo se me habría congelado, así que no lo intenté. Tenía muy pocas esperanzas puestas en la noche del 24 así que me dejé llevar, tanto-tanto, que me recorrí la calle predicadores p´arriba y p´abajo unas tres veces, a pata, por no pensar (muy complicado de explicar, es un tema logístico de aparcamiento familiar). El resto de la noche lo dediqué a una de las cosas que más me gustan, hacerles fotos a los sobrinos. Terminamos jugando al "quién es quién" veinticinco años después, mi madre ha prometido recuperar el nuestro del garaje ya que los años no pasan en balde y casi nos morimos al ver cómo ha evolucionado la industria juguetera.
Como no me pude aguantar les fui soltando la "buena-nueva" a la familia, a mi madre en la cocina y a los demás en la mesa. Y no, no estoy embarazada, es algo mucho más vil. Curiosamente todos se alegran, ahora además de un plato de comida también me ofrecen una cama.
El 25 lo terminé como todos los que necesitan huir... calle alfonso, chocolate y churros. Intentamos ir al cine pero acabamos cenando pistachos, risketos y chuches en el guariche de Javi, a la sombra de la torre de "la madalena". Ya véis que mucho "fun-fun-fun" no hay.
Para superar la depresión hoy día 26 hemos ido a buscar el regalo de navidad que llevan diciendo que me van a regalar desde hace dos años. Y cuando ya lo tenía medio decidido... va el dependiente y me vuelve a generar la duda horrible y siento una punzada como si me clavaran alfileres en las uñas... ¿mac o pc?.... mierda, mierda...
Según mi madre... j´amía....¡pues cómprate el que más te guste! si este es tan bonitooooo.... Di que si, voy a cerrar los ojos y me voy a comprar "el bonito".
Embotadura familiar. Una niña de los "niños del coro" ha vomitado mientras cantaba en el concierto. Subiré el monrepós sin saber lo que me voy a encontrar al otro lado. Así, a lo Manuel Vilas. Parece que incluso haya pasado algo.

martes, 16 de diciembre de 2008

Un día de Ojal-a

Ha sonado el despertador pero no le he hecho caso. No recuerdo que estaba soñando pero desde luego estaba en su punto más interesante, así que he decidido darle una oportunidad. Finalmente a las ocho y cuarto he movido, me he hecho un zumo de naranja y me lo he bebido. Antes de ir a la oficina he hecho una parada en la guardería de Villanúa, allí básicamente me he dedicado a decir tonterías a los pocos niños que había, darle unos apuntes a Alicia y de paso insultarla un poco por ser tan decidida en la vida. Al llegar a la oficina he leído los e-mails y he contestado unos pocos. He repasado los blogs amigos y he corroborado que pasan olímpicamente de actualizar. Bravo. También he contado a los pocos compañeros que estaban que ayer fui al cine y cuando estaba a punto de acabar la película se jodio la proyección, nos tuvieron un rato con las luces encendidas y luego continuaron en un punto distinto al que nos habían dejado, así que nos quedamos sin enterarnos del desenlace. Se han reído. Después me he puesto a organizar la documentación de un par de cursos que terminaron la semana pasada. Todo el rato estaba pensando que estaría bien salir a echar un café a algún bar del pueblo, justo cuando iba a salir ha venido un mozo con el que estamos haciendo la postal de navidad de la empresa y nos hemos liado con retoques de última hora. Como ya he visto que no iba a salir he decidido poner la cafetera, como no había otra cosa he tenido que poner café descafeinado. Teníamos una duda con un acento y he llamado a todos los filólogos que conozco, Marta no me cogía el teléfono, mi amor tampoco (que luego dice que no sale nunca en mis post), Anele estaba ausente… así que he llamado a Medio Llena que no es filóloga pero es muy espabilada. Solucionado lo del acento hemos dado la postal por terminada y he seguido ordenando y clasificando papelajos. Me he tomado un café. Hoy ha sido el primer día en muchos que no he tenido ganas a de asesinar a nadie por razones laborales. A la hora de comer he puesto un poco de pasta al fuego y la he apañado con un tomate raf que me dio mi madre y dos salchichas Frankfurt jumbo que he encontrado por la nevera. Me lo he comido en mi mesa de trabajo mientras leía el periódico de ayer. Después he cerrado las cuentas del encuentro que tuvimos el fin de semana, también he aprovechado para hacer algunas hojas de ruta que tenía pendiente y de paso he intentado poner fecha a unos cursos de 2009. A las cinco y cuarto he salido volando de la oficina para ir al aerobic. Me ha patinado un poco el coche al dar la última curva antes de llegar al pabellón. He vuelto a llegar tarde. Estábamos tres y aunque la tabla era bastante sosa, me ha salido regular y he sudado bastante. Al terminar la clase he mirado a ver si había subido Nacho para hacer alguna tontería, ponernos los patines, montarnos en la bicicleta estática o algo así. Pero no estaba. Así que me he ido al vestuario, me he duchado y me he metido en la sauna. Una de las veces que he salido para ducharme me he juntado con Kostas, le he dicho que el viernes pasado hablé con María de él y me pedido que un día de estos le traiga su número de móvil. He bajado para Jaca, he parado en el control de la policía nacional de Villanúa, como todos los días (¿hasta cuándo?), luego he tenido que dar tres vueltas al barrio antes de aparcar. Finalmente lo he dejado en un sitio que no me gusta mucho porque por las mañanas suele haber hielo, pero paso de que me sigan multando por dejarlo en la puerta de casa. He dejado la mochila en casa, he saludado a Hembra-beta que estaba hablando por el móvil con Javi, he saludado a Javi por teléfono y le he dicho que a ver si se deja caer por aquí estas navidades. Me he comido una mousse de chocolate del Mercadona y me he ido pitando a la imprenta para llevarles la versión definitiva de la felicitación del año. Al volver he entrado en el DIA y he comprado garbanzos, una tortilla de patata congelada, una botella de vino tinto, una botella de vino blanco, seis botellines de San Miguel, dos de otra cerveza rara, muffins de chocolate, costilla de cerdo, aceite de oliva de oferta, yogures Activia (que antes se llamaban BIO), café para la oficina y zumo de naranja. He llegado a casa me he abierto una cerveza Mahou cinco estrellas, me he sentado delante del ordenador y me he puesto a escribir esto. Cinco minutos después le he pedido a Hembra beta que me prestase su ordenador y lo he colgado. FIN.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Nieva






Nieva en Jaca. Ya he perdido la cuenta de las nevadas que llevamos, lo menos cinco desde primeros de noviembre. Será porque me jarté de decir que en Jaca no nevaba, que tan sólo un par de veces y que se colapsaba. Debe haber algún duendecillo que se encarga de recoger mis palabras para, acto seguido, refrotármelas y oírme entonar el "nunca digas de este agua no beberé". La nieve es muy bonita pero incómoda, muy incómoda. Un día como hoy me ha impedido muchos encuentros, uno de ellos muy importante pero el respeto al Monrepós es superior. Cuando me oyen quejarme dicen ¡parece mentira j´amía, tú que has vivido en Canfranc!. Si, pero entonces era diferente. Tenía mi Renault 5. Ruedas de nieve. Pala. Rasqueta.
Ahora no, ahora tengo una tarjeta de videoclub.
Actualizado Domingo 14 diciembre:

Canfranc Estación


Jaca

jueves, 11 de diciembre de 2008

sexo y cintas de vídeo

Vas a la maquineta del "videoclú" a buscarte una peli con la que combatir la marea humana que inunda las calles y te encuentras que ahora, además de la cajita con la película puedes pedir que te salga por la misma ranura alguna que otra cosilla. El invento se llama sexybank, y el dueño del videoclub había dejado allí unos pequeños flyers de forma descuidada (pero curiosamente con el sello del videoclub). Al llegar a casa flipas porque en un principio parece que es una sección dedicada al cine porno sin más, pero no, en realidad se trata de un adaptación de la máquina expendedora: "La nueva forma de comprar artículos eróticos en sólo 3 pasos" (anuncia el panfleto). ¿No te lo crees?, pincha aquí y compruebalo tu mismo/a.

Para rematar la semana, por la tele dicen cosas tan poéticas como estas: " Tronco, yo no corono rollos con bombo " o " con condón, yo floto pronto " ¿Cómo se te queda el cuerpo?

miércoles, 10 de diciembre de 2008

¡Tenemos un TROLL!

¿qué? contesta Ojal-a...
¡que tenemos un Troll!...
¿y eso qué es?...

Un troll es esto... según un hombre que se llama Timothy Campbell y que con ese nombre inspira mucha seriedad.
También lo definen en el Urban Dictionary...

Pero lo mejor de todo es que los blogs importantes tienen Trolls. Además nuestro Troll ha sido muy comedido y tan solo nos ha llamado "petardos"... ¡qué majico!

Dicen por ahí que no les debemos hacer caso pero a mi me da pena así que....¡bienvenido Troll! ¿quieres que te pongamos un pececico?

lunes, 8 de diciembre de 2008

I’m a Winterbottom supporter in Wonderland

Era puente, era de noche y mientras la gran mayoría de habitantes de este pueblo tapeaban, bebían y tanteaban las oportunidades que les iba a brindar la madrugada yo estrenaba habitación envuelto en un nórdico inabarcable y delante de la pantalla del ordenador. Durante la tarde me había dedicado a trasladar y organizar gran parte de mis cosas entre las que habían aparecido varios discos con películas que hace tiempo tal vez tú me grabaste.
En cuanto he visto que entre ellas estaba Wonderland sabía que estaba condenado. Mi debilidad por Michael Winterbottom se va acrecentando a cada película suya que veo y como alguien no pare esto, llegará al infinito. Voy descubriendo su filmografía de forma desordenada lo que unido a sus asombrosos cambios de registro me introduce en un estado de ansiedad cuando una de sus películas cae en mis manos que solo el play del reproductor calma.

Hoy no he conectado con sus personajes, he sido ellos. He ido en ese autobús nocturno recorriendo las calles de Londres con la lagrima decidiendo su caída, he conducido esa moto sin rumbo, he estado sumergido en la rutina de ser madre sin hijos en casa, de ser esposa que no halla respuestas a lo que no se pregunta. Ahí me tenías intentado dar esquinazo a la madurez, huyendo sin saber muy bien de qué, sintiendo la desesperación de los “trentaitantos”, soportando todo el peso de lo mucho gris que tiene la vida e incluso mis ojos han brillado (por un instante) ante la estupidez manifiesta de los castillos de fuegos artificiales. Tengo la torpeza sentimental de todos. Pero no contento con semejante protagonismo indirecto, cada vez que sonaba el piano pensaba que la próxima imagen en la pantalla sería la mía. Plano de una habitación mal distribuida, mal iluminada, en el centro una cama grande y sobre ella un yo pequeño mirando fijamente a una ventana cerrada. El piano pararía y por el audio ahora se colaría el frío y algún rastro de vida en la calle. Así varios minutos, mi vida.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Collage

Después de varios días de nieve, chirimiri, frío...
Os dejo un collage de mis vacaciones. Madrid, La Gomera, Pepino... ha sido difícil elegir entre las 500 fotos pero ahí va...Besos y a pasar buen finde.
(si puncháis en la imagen se ve en grande)

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Doble Estreno!!!

Bueno gracias a Hembra-Beta ya me puedo estrenar en el blog, así que gracias Hembra-Beta!!! y solamente quería deciros que en 2 horas y media ya podéis empezar a felicitarme por mi cumpleaños...
Comienza la cuenta atrás...2:30, 2:29, 2:28...ay!! qué nervios...
p.d. se admiten felicitaciones post-cumpleaños...

martes, 2 de diciembre de 2008

La vida es una tómbola

Tengo un cuaderno que me regalo special-k poco antes de inaugurar mi primera vida montañesa. Allí apunto algunas chorradas e iluminaciones varias para cambiar el curso de la humanidad. En una página tengo una lista que se titula,”Cosas que ahora me gustan y antes no”. Estos días he añadido una nueva:

El agua sucia, perdón café, que sirven en los aviones. En vaso de cartón, sin azucar… delicioso.

Tengo más cosas en esa página, bueno y en ese cuaderno y en otros muchos cuadernos que me regalan, que me compro, que empiezo y no termino. Como tantas otras cosas en mi vida, muchos principios, pocoyo fin.