jueves, 25 de marzo de 2010

Lo más importante de las bayas de Goji

A proposito del I Ching y las estaciones del Dharma, que comentabais en un post anterior me dio ayer por pensar.

Suele suceder así de repente. Alguien te habla de algo de manera elogiosa, tal vez hasta te invita a probarlo y aunque tú no lo sepas... “la has cagao”. Desde ese momento comienzas a verlo por todos los lados, artículo en el dominical del periódico, tú madre cuando vas el domingo a comer a casa, esa compañera de piso que siempre esta a la última, tú jefe mientras tomas el tercer café de la mañana… parece que tu vida no haya tenido sentido hasta ese momento. Esto te lleva a hacer preguntas del tipo ¿cómo he podido sobrevivir sin conocerlo? ¿ha estado siempre allí y yo sin enterarme? ¿en que mundo vivo? ¿cuántas cosas más como esta me estaré perdiendo? ¿en que he gastado mi juventud? ¿tendré una casa en propiedad en el futuro?. Ahora son las bayas de Goji, pero antes fue el Aloe Vera, el Gore Tex, el Lambrusco, las libretas Moleskine y así un largo etcétera.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Astenia



El invierno fue relajado, aunque de no mucho letargo. Todo el que te permite no tener que palear la chapaleta jacetana por las mañanas para poder mover tu coche. Y sin nieblas que te obliguen a conducir a cuarenta por una comarcal sin líneas. Ha estado bien, y todo. Aunque admito haber estado algo densa.

Pero, ay! Llegó la ansiada primavera. Con su festejo viveril y su primer paseo primaveral con las chicas de María de Juerga. Llegaron las alergias, los catarros y las pasas estomacales. Y el ir de aquí para allá, de misión en misión. Los compromisos sociales, el café-caña-tapa improvisado y las terrazas (para los que no las odien). Los trabajitos de campo, las rutas y paseos a lo Pantoja. El aparentar que estás en cuatro cosas a la vez, y realmente costarte esfuerzo centrarte sólo en una. El fin de semana deportivo y el fin de semana “de deporte”. Se barrunta formar un equipo de voley ball femenino, no encuentro mejor nombre que “Equipo Ja” para semejante despropósito. Es tiempo de astenia, así que habrá que empezar a desprenderse de lo acumulado durante el invierno.

Yo he optado, así sin quererlo, por enviar mi móvil al limbo de las portabilidades. Si consigo que me localicen los del taller, recuperaré el faro izquierdo de mi coche. Y si encima pudiera multiplicarme, llegaría airosa a mis objetivos semanales. Está complicado. Así que ando algo desubicada. Pero ya me encontraré. O no. Seguiremos informando.

viernes, 19 de marzo de 2010

El Pilar y el I Ching


Hace unas semanas, hablando del I Ching ... alguien me comenta: ¿y no has visto los hexagramas del Pilar?... ¿dónde?, pues justo en frente, en la fachada. Rauda y veloz me fui al ordenador a mirar alguna foto que había hecho unos días antes pero no, no estaban. Hoy, volviendo de la comida familiar pro día del padre, necesitaba oxigenación así que me he acercado a ver si los localizaba. Y si, claro que si, ahí estaban, evidentes, sublimes. Me ha dado que pensar, lo que ves casi nunca es sólo lo que parece.
.... y a quien le suene a chino que se fije en el Rodin.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Lo más importante de Sigur Rós

Hace tiempo que les seguimos la trayectoria, aunque quizá todo empezó cuando Julinchía regresó de Islandia con varios ejemplares bajo el brazo, totalmente obnubilada. Tiempo después, "Hoppípolla" fue proclamado himno en Discordia.  Al parecer Hoppípolla significa "saltando por los charcos", siendo una palabra inventada que corresponde a cómo pronunciaría un niño pequeño "hoppa í polla". Nos encantó eso de ser como niños, y lo demostramos aquí

Sigur Rós es un grupo islandés de post-rock, cuyo nombre proviene de la hermana de Jónsi, Sigurrós. Jónsi es el guitarrista y primera voz del grupo. Lo reconoceréis por su falsete. Y por esas atmósferas musicales que te transportan a lugares lejanos, a veces gélidos y melancólicos, pero que a mi parecer, rozan la perfección.

Jónsi, con varios proyectos paralelos, publicó un disco junto a su pareja, Alex (Jónsi & Alex). Me gustó la historia de sus orígenes, y así la copio: "Según Jónsi, el nombre del grupo viene de los tiempos en que Alex Somers era muy pobre y conoció a Jónsi. Por ésas noches, Alex vivía de comer arroz y dormir mucho. Jónsi estaba escribiendo una canción cuando la dulzura misma se concentró en la visión de Alex durmiendo a su lado, y Jónsi en medio de una ternura increíble pensó: «The Riceboy Sleeps». Nunca decidieron que así se llamarían, pero así llamaban a todo lo que hacían juntos y así se quedó."

Ahora Jónsi publica un disco en solitario "Go". Algunos dicen que a los amantes de Sigur Rós les costará asimilarlo. Pues a mí me gusta. Sigo reconociendo ese falsete, y esas atmósferas que esta ocasión incluso alcanzan la calidez. A mí como que me transmite el derecho a ser feliz, a pesar de las inclemencias y porque sí. Allá van esas muestras...


Y esta otra, que no me deja insertar... Jónsi - Go

lunes, 15 de marzo de 2010

Más de quince días después


Era viernes, estábamos en Zaragoza y hacía frío. Hembra β, Anele, Ana y Ojal-a comieron bocatas de canguro y hablaron de rebajas, viajes, estudios y camareros. Después del café se deshizo el grupo. Hembra β y Ojal-a se fueron juntetes de rebajas y de exposición. Aunque les gusto más la exposición que no iban a ver, se imaginaron ellos viajando por todos esos países, en otros tiempos, precisamente cuando nadie viajaba. Y allí entre montones de citas escritos en las paredes, paneles mal iluminados, diplomas académicos, medallas y muchas vajillas... se congratularon con la vida. Con la absurda opción de estar vivos. Con las posibilidades que te da ser ciudadano del primer mundo. Después de las perceptivas cañas, dos besos y adiós.

viernes, 12 de marzo de 2010

Lo más importante de Tulsa

Han pasado unas semanas desde que Julichia me paso el disco y tengo que reconocer que tras las primeras escuchas mi decepción fue grande. Y eso que las críticas han sido excelentes y que gracias a su colaboración en el single de Bunbury (que sin estar mal… yo prefiero la que hizo para el disco de McEnroe), parece que su nombre empieza a sonar como la próxima artista que salga del anonimato independiente para conquistar el mercado. ¿La próxima Russian Red?. Puede que mi decepción venga de que su anterior disco me encantó, me parece una excelente colección de canciones grandes en su pequeñez… inmensas. Pero bueno tengo que decir que poco a poco esta canción se ha ido ganando un hueco entre mis favoritas, así que nada aquí os la dejo para quien quiera escucharla.

lunes, 8 de marzo de 2010

1010 en el 2010


Era el cumple de mi madre, al llegar a casa y apagar el coche me fije en el número que marcaba el cuenta kilómetros 1010. Pensé que esta es una cifra irrepetible y claro de allí a pensar que por extensión todos los momentos son irrepetibles, me llevo dos segundos. No sé, creo que a veces paso por la vida de puntillas y soy incapaz de vivir las cosas con la intensidad que merecen (como decía Special K en el post anterior). El ahora es irrepetible y de nada me sirve el buscarle excusas. Y que no se me olvide que a los 10.000 toca revisión.

jueves, 4 de marzo de 2010

Hustle

Prisa. Mucha prisa es lo que tenemos todos últimamente. Nos falta tiempo casi hasta para respirar. Pero hay que ser rápido si quieres llegar a tiempo. Siempre fui de culo inquieto, y haber retomado este nivel de actividad me viene de perlas para evitar pensar, divagar e irme por los cerros de Úbeda. Alguno se empeñaba en tiempos en llamarme torrollón (me encanta este palabro) y lo soy, vuelvo a serlo.

Y todo esto viene porque he descubierto el nuevo disco de Tunng (cuyo anterior ejemplar le encantó a Eleni en su momento), un grupo que a los que gustan de etiquetas lo encajan dentro de la folcktrónica. Hustle (movida, bullicio, fuerza que implica moverse apresuradamente en una dirección especificada) me ha parecido un canto al optimismo, y un alegato reflexivo en torno a los tiempos rápidos que corren. Si quieres ir rápido, no olvides el porqué, pero tampoco olvides vivir cada uno de los momentos. Hay tiempo para todo. Toda una vida.

El que no tenía miaja prisa era el protagonista de Paranoid Park. Unas van a danza, otros a yoga, pues nosotros al cineclub de los martes como actividad instaurada.

Hustle, hustle, hustle to be free...