lunes, 28 de marzo de 2011

EL BELLO VERANO. Cesare Pavese


Poco sabía yo de Pavese más allá del suicidio y de eso tan socorrido de “vendrá la muerte y tendrá tus ojos”. Poco más se de Pavese después de leer este libro. Y eso que compré la versión de Cátedra que viene ampliamente documentada. Tengo que reconocer mi desconocimiento sobre los años en los que transcurre el relato y mis carencias en el campo de la psicología femenina. ¿Existe? Por qué no iba a existir. Últimamente pienso a menudo en Italia. En los Futuristas y en hacer un viaje para recorrer Sicilia. Pero en general sé poco. Leo el artículo de Pavese que salió publicado este sábado en Babelia y que Elena me ha enviado desde la Francia. Algo sabían los de Family cuando pusieron el mismo título de este libro a una de sus ya legendarias canciones. Lo que hace el sacar un solo disco. El libro es evocador. La canción también. Gina, Guido, Amelia, Rodrigues… en una ciudad de provincias allá por finales de los años 30. Pintura, cafés, bailes y esa sospecha que todos hemos sentido en algún momento de nuestra juventud, la de que las cosas, ya nunca volverán a ser como antes.

En algunos momentos, al ir por la calle, se detenía de pronto porque sentía finalmente el olor de las noches de verano, los colore, los ruidos y la sombra de los plátanos. Pensaba en todo ello en medio del barro y la nieve y se detenía en las esquinas con el deseo aferrándole la garganta. “Tiene que llegar, todos los años se repiten las estaciones”. A pesar de todo le parecía inverosímil ahora que se encontraba sola. “No soy más que una vieja -se decía- todo lo hermoso y bello se ha terminado”.
Poco sé de Pavese, pero tengo que reconocer que me gusta. ¿Y ahora qué? ahora... a leer El Gatopardo. Aunque no sea suyo.

lunes, 21 de marzo de 2011

¡Ya es primavera en Discordia!

Discordia-Diáspora presenta su ya tradicional post-primaveral y el cambio de imagen correspondiente. ¡Yuju, ju!

Tres casas, dos ciudades, unas cuantas plantas, tres objetivos, seis ojos, tres "mac's" y un mismo deseo.

sábado, 19 de marzo de 2011

viernes, 11 de marzo de 2011

Viva el patchwork

Por aclamación popular os pongo una foto del wonderful cojín de patchwork que me ha hecho mi tía Pilar, con tanto estrés estudiantil esta semana (que si no salen las notas, acuérdate de la tutoría, hay que entregar el trabajo, ponle título, quítale tabla, estudia el examen del jueves, no estudies...), pues oye que no me había dado tiempo a colgarlo.
Como ya lleva unos días en casa, está empezando a interactuar (que no Interarts) con el resto de moradores. Sigo recopilando objetos singulares para mi casa museo, ¿dónde estas fundación?. ¡Ah! y para el que no lo sepa... este cojín es realmente espectacular porque además de estar hecho con mucho amore, es un cojín y es ¡una manta! que ganas de ponerme debajo y terminar la cuarta temporada de los Tudores.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Mi primer corte de pelo.....chispas

Me acabo de cortar el pelo en Londres :(
Y lo digo con cara tristre porque mi Santo se ha negado a costear el vuelo periódico para domar mi pelo en mi ciudad natal.
Pero la experiencia no ha sido tan mala, consiste en recorrerse la ciudad aprovechando las ofertas , ésta vez me ha salido bien la jugada sin darme cuenta así que me lo apunto en mi "guía de supervivencia rápida en Londres".
Además me ha dado tiempo a enterarme que los pajes de WC son los hijos de su secretario y su antigua niñera (y no sé por qué me ha dado a mi por esta obsesión con los pajes, será deformación profesional).
Ahora a ver si consigo hacer algo para mi compromiso con el Circo del Sol... ¡ah! ¿que no os lo he contado? entonces permanezcan atentos a sus televisores (como dice Kor, no va a ser la única en mantener el intríngulis).

martes, 8 de marzo de 2011

I need...

... una de playa!

Que ya me he cansado de tanta vida p’adentro. Vuelvo. Pero sólo un poco. Igual hasta me marco una crónica, si supero el stress semanal, ya veremos. Próximamente en sus mejores pantallas.

Love you all!

viernes, 4 de marzo de 2011

Tweet, tweet!

Ando en veinte cosas a la vez. Alguna incluso nueva. Y encima tengo que tomar decisiones. Que jaleo. Hace frío. Eleni esta en el país. Ayer cenamos sushi en casa. Nadie me avisó que mañana es la "cincomarzada". Bueno al menos le recupero a la vida una mañana libre. Para liarla. A partir de ahora ¿escribiré todas mis cosas en 140 caracteres? ¿el lunes será primavera?...